Consejo de salud: ¿cómo evitar las intoxicaciones alimentarias?

Preparar bien su viaje también quiere decir buscar información relativa a las enfermedades, según el lugar de estancia. Entre las más comunes, la intoxicación alimentaria, cada año, afecta a un número importante de viajeros, en particular, la gastroenteritis, conocida más comúnmente como "diarrea del viajero". Por ello, la prevención es esencial para pasar vacaciones en total tranquilidad.

Zumo de naranja, bebidas locales, platos típicos, etc. una vez en el lugar de su estancia, las tentaciones son muchas. Sin embargo, el riesgo de intoxicación alimentaria está realmente presente en ciertas regiones del mundo.

Con el fin de evitar molestias de salud, algunos consejos básicos son obligatorios, en particular, en lo que se refiere a la higiene. Lavarse las manos es una etapa importante, pero la higiene de los alimentos es igualmente esencial. De este modo, es conveniente lavar bien los alimentos antes de consumirlos, privilegiar bebidas en envases cerrados y evitar alimentos de riesgo, tales como la leche, mayonesa, carne cruda o cocida desde hace demasiado tiempo, los crustáceos, mariscos, etc. Otros tantos alimentos que facilitan el transporte de bacterias y, en consecuencia, el riesgo de intoxicación.

A saber: ¡Cuidado con el hielo de los cócteles!

Un ejemplo típico: la diarrea del viajero

La diarrea del viajero, infección intestinal bastante leve, sigue siendo una de las enfermedades más propagadas en los países calurosos. La diarrea del viajero, bajo forma de retortijones, náuseas, deposiciones líquidas o vómitos, lamentablemente, puede hacer que las vacaciones se vuelvan complicadas.

En caso de infección, hay que contar entre 3 a 7 días para restablecerse. La hidratación es primordial y los cuidados que hay que proporcionar son similares a los de una diarrea. Si los síntomas persisten, es preferible consultar a un médico.

Algunos consejos esenciales antes de viajar:

  • Consulte a su médico y su farmacéutico quienes le darán consejos adecuados antes de la partida.
  • Prepare cuidadosamente un botiquín.
  • Suscribir un seguro de viaje multirriesgo que proponga una asistencia y el anticipo de los gastos médicos.

Una vez en el lugar:

  • Evite los alimentos crudos o productos a base de leche o huevo. Prefiera los alimentos cocidos.
  • Los crustáceos y mariscos también representan riesgos potenciales. Es conveniente consumirlos en lugares de confianza (hoteles, etc.)
  • Lavarse las manos con frecuencia.
Fecha de publicación : 22 Ene 2013

Otro(s) artículo(s) sobre este tema