El visado Schengen

El visado Schengen es obligatorio para aquellos ciudadanos extranjeros que deseen entrar en territorio francés o de cualquier otro país del Espacio Schengen.

El visado Schengen no da derecho a residir en Francia o cualquier otro país del Espacio Schengen, sino simplemente a entrar en dichos países. Una vez en suelo francés, todo aquel ciudadano extranjero que desee permanecer más de tres meses deberá obtener un permiso de residencia.
Por tanto, el visado y el permiso de residencia son documentos distintos y complementarios entre sí. Un permiso de residencia no puede ser expedido si se carece del visado que haya dado derecho a entrar en Francia o cualquier otro país del Espacio Schengen.

Además, es obligatorio disponer de un seguro de salud para obtener el visado Schengen que sea válido durante toda su estancia.

El visado para estancias de corta duración es válido para todo el Espacio Schengen y se suele denominar coloquialmente «visado Schengen».
Dicho visado se expide para estancias de una duración máxima de 90 días por semestre.

El visado Schengen consiste en una estampilla adhesiva colocada por un Estado miembro en el pasaporte, billete de viaje o cualquier otro documento válido y que da derecho a cruzar las fronteras correspondientes.

Fecha de publicación : 24 Abr 2012

Otro(s) artículo(s) sobre este tema