Programa Erasmus

¿Te suena la película «Una casa de locos»? De los programas de intercambio europeo, Erasmus es sin duda el más famoso de todos, en parte por la mencionada película. Desde su instauración en 1987, más de 2 millones de estudiantes han viajado al extranjero en el marco de este programa. Cada año 120.000 estudiantes se expatrian a otro país de la Unión Europea para cursar una parte de sus estudios.

Espacio europeo de educación superior: Erasmus

Objetivos 
El objetivo del programa es instaurar una cooperación entre estudiantes y centros de estudios superiores europeos. Este armazón es el que permite que las universidades intercambien sus estudiantes en aras de dicha cooperación. 

¿A quién se dirige?
A todo aquel estudiante que acabe de cursar su primer año de estudios universitarios y sea ciudadano de alguno de los países adheridos (Estados miembros de la UE, del AELC y Turquía). Tu centro académico debe estar adherido a la Carta Universitaria Erasmus para que puedas participar en el programa Erasmus. En teoría, el programa Erasmus está abierto desde el segundo curso de carrera, pero en la práctica la mayoría de los estudiantes se van a partir del tercer curso.

¿Cuánto tiempo dura la estancia?
El programa de intercambio Erasmus puede durar desde 3 meses hasta 1 año. Por lo general suele solicitarse para un cuatrimestre (al que en Europa en general se suele llamar «semestre»).

¿Cómo?
Te aconsejamos que empieces los trámites administrativos con un año de antelación.
Dado que es tu universidad o escuela universitaria la que coopera con el centro académico de acogida, tendrás que presentar todos los trámites oportunos previos a la estancia en tu universidad o escuela.

Acude a informarte al servicio de relaciones internacionales.
El servicio de relaciones internacionales te proporcionará la lista de centros disponibles en los distintos países de acogida. Escoge el que más te interese y rellena cuidadosamente la instancia que te proporcione tu centro académico. No en vano, tu solicitud la evaluará el orientador Erasmus de tu facultad de acuerdo con la instancia que presentes.  El número de plazas está limitado, por lo que tienes que intentar currarte tu instancia al máximo.

Posteriormente tendrás que elegir la lista de asignaturas que deseas cursar durante tu estancia Erasmus.
El programa que elijas tiene concordar con el que estés cursando en tu universidad de origen. De esta forma tu centro académico podrá equiparar las asignaturas que vayas a cursar en el país de acogida a las que habrías cursado en España. Gracias a la equivalencia en créditos ECTS, tienes la garantía de que tu período de estudios en el extranjero podrá convalidarse. Si obtienes una titulación en otro país, podrá convalidarse en España.

Una vez aprobada tu solicitud y elegidas las asignaturas, sólo te queda poner rumbo al extranjero
Y no hay que intimidarse, porque para que la estancia empiece lo mejor posible, los centros de acogida suelen dedicar la primera semana de clases a la aclimatación de los estudiantes. Nada más llegar te impregnarás del ambiente Erasmus.
En cuanto a los exámenes, en teoría son iguales para los Erasmus que para los estudiantes «normales»... En teoría, porque en la práctica se suele dar un trato de favor a los Erasmus y tener un poco de manga ancha con sus calificaciones.

El programa Erasmus cuenta con infinidad de ventajas:

El período de estancia académica se computa íntegramente para tu carrera. 
La equivalencia en créditos ECTS permite que puedas convalidar tu curso fuera como si hubieras cursado un año universitario en condiciones ordinarias.

  • No tendrás que pagar tasas de matriculación en el centro de acogida. 
  • ¡Eres Erasmus! 

Por el mero hecho de ser Erasmus disfrutarás de una atención especial por parte de la administración y los profesores. Se hace todo lo posible para que el Erasmus se aclimate: se le facilita el acceso al alojamiento universitario, a becas, se celebran fiestas Erasmus para que se conozcan entre sí...

En algunos casos las tasas de matriculación salen más baratas.
Al matricularte en tu universidad de origen, únicamente pagas las tasas de ésta. Esto puede suponer una gran ventaja en algunos casos, ya que las tasas de matriculación pueden resultar más económicas en tu país de nacionalidad que si te hubieras matriculado directamente en el país al cual te expatrias. 
 

Más información: :

Sección acerca del programa Erasmus del sitio del Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos:
Sitio del Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos

 

Fecha de publicación : 3 Mayo 2012

Otro(s) artículo(s) sobre este tema

Obtener un visado para estudiar en Estados Unidos
¿Cuáles son los destinos académicos más caros en el extranjero?
Guía para solicitar plaza para estudiar en el Reino Unido
Estudiar en el extranjero: mejores universidades del mundo
Erasmus+, el nuevo programa de la UE
Cómo se presenta una solicitud para estudiar en Francia
Los programas de intercambio universitario
Programa ALFA
Programas de intercambio europeos
Programa CREPUQ
Programa Study Abroad
Programa MICEFA
Programa Erasmus Mundus
Programa Comenius
Programa Leonardo da Vinci
Programas de intercambio internacionales
Programa ISEP