Responsabilidad civil del empleador

Al igual que en España es obligación del empresario estar bien informado y conocer los entresijos de la protección social, el empleador no puede descuidar la cuestión de la cobertura de sus trabajadores fuera de sus fronteras.

Se trata de una cuestión que merece estudiarse para que la empresa no incurra en responsabilidades de ningún tipo.
 

La responsabilidad del empleador en caso de accidente en el extranjero

Atentados, epidemias, catástrofes naturales, vaivenes políticos... los riesgos a que se exponen los empleados en el extranjero son numerosos y variados. En un contexto internacional marcado por la inestabilidad, el empresario tiene que actuar con la debida precaución.

El empleador no siempre tiene conciencia de los riesgos existentes. Equivocadamente, suele creer que la Seguridad Social de su país cubre a sus empleados fuera de sus fronteras. No siempre es así y un mero incidente puede tener graves consecuencias económicas e incluso acarrear diligencias penales. Así, un accidente que requiera hospitalización en un país cuyos costes sanitarios sean elevados o una repatriación pueden hacer peligrar el equilibrio económico de la empresa. En caso de percance, los empleados, amparados por la legislación, no dudarán en entablar pleitos contra el empresario.

La empresa tiene que anticiparse a los riesgos a que se hallarán expuestos sus trabajadores, ya que más vale prevenir que curar. El empleador está sujeto a estrictas normas de obligado cumplimiento y su primer deber es informar. Tiene la obligación de informar a sus empleados de las condiciones sanitarias y de seguridad del país de destino. El Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación elabora y actualiza regularmente una lista de países que publica en su sitio y que contiene recomendaciones de viaje, en las que se puede llegar a desaconsejar formalmente viajar o formular las oportunas reservas con respecto a determinados países o territorios.

Además de su deber de informar, el empleador debe adoptar todas las medidas oportunas para garantizar la integridad física de sus empleados. El empresario puede incurrir en responsabilidad penal en caso de incumplir dicho requisito.

La importancia de estas garantías de seguridad laboral que debe asumir el empresario se ha podido ver a las claras, por ejemplo, en el juicio que ha enfrentado a las familias de las víctimas del atentado de Karachi (Pakistán) y a la empresa francesa Direction des Constructions Navales de Cherbourg. La DCN ha resultado condenada por «falta inexcusable» por el Tribunal de Asuntos de Seguridad Social de Saint-Lô. La DCN ha sido acusada de no haber adoptado todas las medidas oportunas para limitar los riesgos a que se exponían sus empleados, a pesar de tener conocimiento de la peligrosidad que concurría. Se trata de una sentencia que puede sentar jurisprudencia. Por esta razón el empresario tiene que velar por preparar adecuadamente el traslado y los viajes de sus empleados.
 

Una cobertura social para paliar los riesgos que se corren en el extranjero

Los cambios legislativos tienden a reforzar la obligación de tener protegidos a los empleados. Los convenios colectivos de muchos sectores de actividad aluden expresamente a la cobertura social de los empleados en sus viajes al extranjero y exigen la contratación de coberturas complementarias. Así sucede en Francia, por ejemplo, con el convenio nacional de ingenieros y mandos del sector metalúrgico. De acuerdo con la Ley General española de la Seguridad Social, se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el empleado sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo por cuenta ajena, incluidos aquellos que tienen lugar al ir o al volver del trabajo, así como durante los desplazamientos necesarios en el desarrollo del mismo, lo que incluye los desplazamientos fuera de España que el trabajador lleve a cabo por razones de trabajo.
 
El éxito de la expatriación depende en gran medida de su preparación y de la asistencia aportada a los trabajadores. Contratando una cobertura social de calidad para sus empleados, la empresa previene cualquier contingencia y les ofrece una serie de garantías que reconfortan y liberan de preocupaciones al trabajador destinado al extranjero en comisión de servicio.
 
Fecha de publicación : 10 Mayo 2012

Otro(s) artículo(s) sobre este tema