Su cobertura en el extranjero

¿A qué se le denomina exactamente «seguridad social»?

El concepto de seguridad social abarca todas aquellas prestaciones cuyo fin consiste en proteger a las personas frente a las principales contingencias de la existencia:

  • asistencia médica (denominada «seguro de enfermedad») en algunos países ;
  • accidentes de trabajo y enfermedades profesionales;
  • vejez;
  • prestaciones familiares;
  • desempleo;
  • asistencia social.

Aunque se suele asimilar a la asistencia médica, la seguridad social designa, sin embargo, una realidad mucho más extensa, que incluye en particular las prestaciones familiares, los regímenes complementarios de jubilación, la asistencia social, etc.

La seguridad social en el extranjero abarca sistemas muy distintos entre sí según cada país, tanto en términos de organización como de alcance de las prestaciones ofrecidas. Por ejemplo, algunos países carecen de cobertura para determinadas contingencias o ésta es exigua, por lo que la contratación de un seguro internacional privado resulta imprescindible para hacer frente a las vicisitudes de la vida. Del mismo modo, mientras que la Seguridad Social de algunos países incluye la prestación de asistencia médica, en otros países no ocurre así en absoluto.

Por estas razones, cuando se viaja al extranjero hay que comparar el sistema de protección social del país del origen y el del país de destino, para determinar cómo «recrear» la cobertura del país propio una vez en el extranjero.

¿Cuáles son los principales dispositivos de seguridad social?

El sistema público de seguridad social de un país puede abarcar todos o algunos de los siguientes seis ámbitos:

Asistencia médica

Prestación de asistencia médica, por maternidad, invalidez o fallecimiento de origen no laboral.

Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

Prestación de asistencia médica, por maternidad, invalidez o fallecimiento de origen laboral.

Vejez

Prestación de pensión de jubilación a aquellas personas que hayan ejercido una actividad laboral con anterioridad a la misma.

Prestaciones familiares

Cobertura de contingencias familiares en relación con los hijos, la vivienda, etc.

Desempleo

Cobertura del salario que deja de percibirse durante los períodos de paro.

Asistencia social

Asistencia económica dirigida a personas cuyos recursos sean muy escasos para hacer frente a las necesidades a que dé lugar la discapacidad, la enfermedad, las dificultades sociales o económicas, cuando las demás formas de solidaridad (seguros sociales o solidaridad familiar) sean insuficientes o inexistentes.


Para complementar las distintas prestaciones que ofrecen los estamentos públicos de un país dado, cabe la posibilidad de recurrir a aseguradoras privadas. Dichas entidades privadas otorgan la posibilidad de ajustar la cobertura social de que uno disponga al nivel deseado.

¿Se puede mantener en el extranjero la misma protección social que tengo en mi país de origen?

En algunos casos es posible mantener su protección social en el extranjero. Esta posibilidad reviste un interés real cuando el sistema de protección del país de destino es menos eficiente que el del país de origen. También posibilita simplificar el regreso al país de origen tras haber vivido durante un período en el extranjero.

No obstante, esta posibilidad se ve condicionada por ciertos factores:

1. En qué calidad o condición viaje
Según si es usted:
- trabajador desplazado por su empresa;
- enviado al extranjero por su empresa en condición de expatriado, o bien empleado de una empresa local con contrato regido por el derecho del país en cuestión.

2. La existencia de convenio bilateral de Seguridad Social entre su país de origen y su país de destino
Algunos países tienen suscritos convenios internacionales de Seguridad Social que prevén, facilitan y organizan el mantenimiento de los derechos del país de origen en el país firmante de acogida.

3. Su destino
Existen agrupaciones de Estados que permiten la libre circulación de sus respectivos ciudadanos por todos ellos. En la Unión Europea no existe un régimen europeo de Seguridad Social común a todos los Estados miembros, pero sí una concordancia entre las distintas normativas nacionales.

4. La elección que efectúe su empleador y su ubicación geográfica
La localización geográfica de su empleador puede influir en la posibilidad de mantener o no la protección social del país de origen, según se ubique en el país de origen, en el país de destino o en otro país.
Asimismo, en determinadas ocasiones corresponderá a su empleador decidir si le mantiene o no dado de alta en el sistema de protección social de su país de origen. No en vano, esta decisión puede tener una repercusión económica para él, según la duración de la estancia en el extranjero y el tipo de contrato firmado.

A falta de convenio bilateral entre el país de origen y el de destino, no siempre resulta posible eludir el régimen de protección social del país de destino. En este caso puede darse el caso de que se vea obligado a pagar dos cotizaciones distintas por su protección social si desea mantenerse afiliado al régimen de la Seguridad Social de su país de origen.

Fecha de publicación : 7 Mayo 2012

Otro(s) artículo(s) sobre este tema