Su seguro de salud en el extranjero

Es posible que al marcharse al extranjero deje de estar cubierto por la Seguridad Social. Le aconsejamos que se informe antes de su salida para escoger un seguro de salud internacional que se adecue a su situación.
 

¿Por qué contratar un seguro de salud?

  1. Porque ya no podrá contar con la Seguridad Social

Una vez salga del país para expatriarse perderá sus derechos a la Seguridad Social en su país de origen (salvo que viaje como desplazado o trasladado por su empresa). Tal vez, en un primer momento, quepa la posibilidad de que pueda solicitar a la Seguridad Social de su país de origen que le reintegre algunos de los gastos de asistencia sanitaria que sufrague en el extranjero. Sin embargo, el reembolso de dichos gastos se efectuará conforme a las condiciones del país de destino o por el importe de una cuota global, con independencia de la cuantía real que le hayan cobrado en el extranjero, y es posible que tenga que esperar varios meses hasta percibir el reembolso en cuestión. En cualquier caso, será usted quien tenga que abonar en el extranjero la asistencia médica que reciba, tanto si le reembolsan después como si no.

  1. Porque no podrá contar con su tarjeta bancaria

Es posible que su tarjeta bancaria lleve aparejado algún seguro para su estancia, pero sus garantías serán restringidas. Sólo le facilitarán un adelanto de fondos en el supuesto de atención médica imprevista, que haya usted notificado previamente y a la cual haya prestado su conformidad el servicio de asistencia encargado de las garantías correspondientes a su tarjeta bancaria. Dichas garantías actúan de forma complementaria a la Seguridad Social y están sujetas a franquicias. Por tanto, tendrá que acudir a su mutua en España o a la Seguridad Social para solicitar el reembolso de los gastos sanitarios que la póliza de la tarjeta no le haya cubierto.

En resumidas cuentas, se trata de una serie de trámites muy complejos que puede ahorrarse optando por un verdadero seguro de salud internacional.

  1. Toda coincidencia con el sistema sanitario español será pura coincidencia

¿Sabía que

  • una hospitalización en Estados Unidos puede costar varias decenas de miles de dólares?
  • en según qué países puede tardar hasta varias semanas en tener acceso a la atención sanitaria pública?
  • algunos hospitales le pedirán su tarjeta bancaria a modo de garantía antes siquiera de atenderle?
  • la deficiencia de las infraestructuras sanitarias de algunos países incita a muchos expatriados a recurrir a carísimas clínicas privadas?

Y, a diferencia de lo que sucede en España, por ejemplo, difícilmente podrá encontrar un seguro que le admita una vez que ya haya caído enfermo...
 

¿Qué cubre un seguro de salud internacional?

Tiene la posibilidad de elegir entre varios grados de garantías que se adecuen a sus necesidades y a su presupuesto.

Podrá optar por la cobertura de los supuestos de hospitalización únicamente o por una cobertura más completa que cubra la totalidad de los siguientes gastos:

  • gastos de hospitalización en caso de accidente, enfermedad o parto;
  • consultas con médicos generalistas y especialistas;
  • gastos farmacéuticos;
  • exámenes médicos (radiografías, análisis);
  • actos de auxiliares médicos (fisioterapeutas);
  • prevención (vacunas, pruebas de detección);
  • atención, prótesis e implantes dentales;
  • gastos de óptica.
     

Aprovéchese de nuestros 37 años de experiencia en gestión internacional

Le ofrecemos seguros de salud internacionales que cubren todos sus gastos sanitarios (programados o imprevistos) y repletos de numerosas garantías y servicios asociados.

Fecha de publicación : 7 Mayo 2012

Otro(s) artículo(s) sobre este tema

Enfoque: ¿Qué es una compañía de asistencia?
Seguro de equipajes
Responsabilidad civil en el extranjero
Seguro de cancelación de viaje: ¿para qué sirve?
Seguro de repatriación