Viajar a un país con riesgo de malaria

Malaria

¿Tiene planeado viajar a un país tropical? ¿Ha comprobado si su destino está afectado por la malaria? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de la mitad de la población mundial corre riesgo de contraer malaria y cada año se contagian 30.000 viajeros internacionales. Esta enfermedad es causada por parásitos que se transmiten a los humanos por las picaduras de mosquito y puede ser letal. Aunque hoy por hoy no existe vacuna contra ella, sí hay una serie de precauciones que sirven para reducir considerablemente el riesgo de contraer malaria. Para no enfermar de malaria, hay que saber cómo funciona.

¿Qué es la malaria?

Como de costumbre, con las calurosas tardes del verano llegan también los voraces mosquitos y sus molestas picaduras. Si nuestro propósito es viajar al extranjero, los mosquitos pueden llegar a ser una verdadera pesadilla según cuál sea el país de destino.

Un parásito Plasmodium es el causante de la malaria

Es al anochecer y al amanecer cuando pican los mosquitos Anopheles hembra, principalmente a humanos y, en algunos casos, les transmiten un parásito denominado Plasmodium. La malaria puede ser causada por cuatro especies distintas de Plasmodium. Plasmodium falciparum no es sólo la más común, sino también la más mortífera. El riesgo de infección es mayor o menor en función de la estación climática. Durante la estación lluviosa, por ejemplo, el número de casos de malaria aumenta. La inmunidad también influye en la transmisión y la gravedad de la malaria: una persona adulta que siempre haya vivido en una región expuesta a la malaria será menos proclive a una infección grave. En África, esta enfermedad afecta especialmente a niños menores de cinco años de edad.

¿Dónde supone la malaria una amenaza?

La malaria supone un riesgo en cerca de cien países tropicales y subtropicales. África es el continente con la mayor tasa de mortalidad por malaria: en 2010, el 90 % de las defunciones causadas por la enfermedad se produjo en África. Nigeria, República Democrática del Congo (RDC), República Unida de Tanzania, Uganda, Mozambique y Costa de Marfil son los países en que se produjo el mayor número de casos de malaria en 2011. Aun así, también existen varias zonas con riesgo de malaria fuera del continente africano: la enfermedad también afecta a varios territorios de Sudamérica, el Sudeste Asiático y Oriente Medio. Los riesgos de infección siempre alcanzan sus máximos en entornos rurales, cualquiera que sea el país considerado.

Síntomas de la malaria

¿Viaja desde un país donde no hay malaria? Es fácil confundir los primeros síntomas de la malaria con los de la gripe. Al cabo de 10 a 15 días de haber sido picado por un mosquito infectado pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • fiebre;
  • escalofríos;
  • dolor de cabeza;
  • vómitos.

Si no se trata, la malaria causada por Plasmodium falciparum puede convertirse muy pronto en una enfermedad grave y causar la muerte. Las formas graves de la enfermedad pueden causar:

  • fiebre muy alta;
  • convulsiones;
  • anemia severa;
  • disnea (dificultad respiratoria).

Según qué especie de Plasmodium haya transmitido la picadura del mosquito, los síntomas de la malaria pueden manifestarse mucho después de haberse marchado de la región expuesta a la malaria. Por ejemplo, si han pasado dos meses desde que regresó de Kenia y de repente cae enfermo y padece una fiebre bastante alta, es imperativo que acuda de inmediato al médico para que le atienda cuanto antes en caso de que le diagnostique un brote de malaria. ¡La buena noticia es que la enfermedad tiene cura!

Cómo prevenir la malaria

Cuando se viaja a un país que presenta un riesgo alto de malaria, procede tomar varias precauciones para no contagiarse. Aunque las medidas preventivas suelen ser efectivas, no hay forma de lograr una protección total frente a la enfermedad. Recuerde que si le surge la necesidad de acudir al médico o de someterse a pruebas médicas, una solución de seguro de viaje adecuada le cubrirá el coste de la atención sanitaria que reciba en el extranjero.

Tomar fármacos contra la malaria

Para protegerse de antemano contra la malaria, acuda al médico antes de salir de viaje. El médico le recetará la medicación adecuada. El tipo de fármaco contra la malaria que le prescriba dependerá en parte del país al que viaje: en algunas partes del mundo, el parásito se ha vuelto resistente a ciertos medicamentos. Por lo general, tendrá que empezar a tomar la medicación el día anterior a la salida o a su llegada a la zona expuesta a la malaria. Una vez regrese a su país, deberá proseguir el tratamiento durante un período de tiempo que puede ir de una a cuatro semanas.

Prevenir las picaduras de mosquito

Hay que extremar las precauciones entre el anochecer y el amanecer. ¿Tiene pensado salir a dar una vuelta por la noche? Los mosquitos también saldrán: póngase camisas o camisetas de manga larga y pantalones largos y rocíe las prendas con un repelente de insectos. Durante la noche, duerma con la mosquitera puesta (y rocíela también de repelente antes de echarse a dormir). No podrá eliminar todos los riesgos de contraer malaria, pero sí que puede hacer mucho para reducir las posibilidades de infección: ¡no permita que los mosquitos conviertan su viaje tropical en una pesadilla!

Más información acerca de la malaria:

Para averiguar qué partes del mundo se hallan más afectadas por la malaria, consulte el Mapamundi del Riesgo de Malaria en la web de la Asociación Internacional de Asistencia Médica al Viajero.

Fecha de publicación : 9 Jul 2013

Otro(s) artículo(s) sobre este tema

Fiebre amarilla y certificado internacional de vacunación
El comportamiento adecuado antes de la partida: las precauciones de salud
Viajar embarazada
Consejo de salud: ¿cómo evitar las intoxicaciones alimentarias?
Salud y viaje: ¡un viajero precavido vale por dos!