El sistema de salud del Reino Unido

¿Tienes previsto desempeñar un empleo en Londres, residir en Bristol o estudiar en Manchester? Si quieres estar listo para vivir en Gran Bretaña o Irlanda del Norte, conoce el sistema de atención sanitaria del Reino Unido. Según cuál sea tu situación y tus necesidades específicas, tendrás que tramitar varios procedimientos administrativos para cerciorarte de tener acceso a una cobertura sanitaria de calidad.

El sistema público de salud

En el Reino Unido la atención sanitaria es prestada por el NSH (National Health Service). Existen diversas entidades según el territorio: NSH England, NSH Wales, NSH Northern Ireland y NSH Scotland.

Para tener acceso a la asistencia sanitaria del NSH, todos los residentes en el Reino Unido deben acudir a los profesionales médicos concertados con el NSH. Para acudir a un especialista (consultant) o recibir tratamiento hospitalario, los pacientes deben ser derivados por su médico de cabecera (general practitioner). Dado que las listas de espera del sistema público a veces son extremadamente largas, muchas personas que viven en el Reino Unido optan por la atención sanitaria privada.

Asistencia prestada por el NHS

La atención sanitaria del NSH es gratuita en su mayor parte. Los residentes en el Reino Unido tienen derecho a las siguientes prestaciones gratuitamente:

  • consultas con el médico de cabecera;
  • recibir tratamiento en un hospital concertado con el NHS.

Aunque en determinados casos el paciente puede cumplir ciertos requisitos para recibir tratamiento gratuito, por lo general tiene que pagar por las siguientes prestaciones:

  • atención dental;
  • tratamientos ópticos;
  • gafas y lentes de contacto;
  • medicamentos con receta.

Atención sanitaria a expatriados en el Reino Unido

La cobertura sanitaria a la que tengas derecho en el Reino Unido dependerá de tu situación, la duración de tu estancia y/o tu nacionalidad.

Si eres europeo y tu estancia en el Reino Unido es inferior a un año

Antes de viajar, solicita la TSE (Tarjeta Sanitaria Europea).

Si se trata de un traslado laboral al Reino Unido

Durante el transcurso del traslado en el Reino Unido, seguirás dado de alta en la Seguridad Social de tu país de origen.

Para disfrutar del reembolso íntegro de los gastos sanitarios, ni la Tarjeta Sanitaria Europea ni la Seguridad Social de tu país te cubrirán todos los gastos, por lo que es recomendable suscribir un seguro de salud para expatriados en el Reino Unido.

Si vas a establecerte en el Reino Unido

Para tener acceso al NHS debes darte de alta en un general practitioner (médico de cabecera) de tu zona de residencia. Por lo general tendrás que rellenar el formulario GMS1 y acreditar tu identidad y tu domicilio. Una vez dado de alta, te concederán un número de registro en el NHS. En algunos casos hay que armarse de paciencia, dado que algunos médicos de cabecera no admiten nuevos pacientes y tendrás que acudir a varios doctores hasta que uno te dé de alta.

Si prefieres la sanidad privada o te ves obligado a ello debido a las largas listas de espera, tus gastos médicos no estarán cubiertos por el NSH. En tales circunstancias, es esencial contar con un seguro de salud en el Reino Unido, ya que la atención privada es muy cara. Sin embargo, así podrás escoger médico y no necesitarás que te derive un médico de cabecera para acudir al especialista.

Más información sobre el sistema de salud del Reino Unido:

Para encontrar el punto de atención sanitaria más cercano, consulta el directorio del NSH.

Fecha de publicación : 7 Ago 2014