Organización del sistema de salud de Canadá

En Canadá todo residente o ciudadano canadiense está afiliado automáticamente al sistema de salud público; además, dispone de libertad para complementarlo contratando un seguro privado.

ATENCIÓN SANITARIA PÚBLICA

La atención sanitaria pública de Canadá se rige por la normativa Canada Health Act.
El sistema de salud es de ámbito nacional, pero cada provincia administra su propia atención sanitaria. Así pues, existen diferencias entre unas provincias y otras en cuanto a los requisitos de acceso a la atención sanitaria y las tarifas. De esta forma, si se muda de provincia, tendrá que volver a inscribirse en el sistema de salud de la provincia a la que se haya trasladado, como si cambiara de país.

¿Qué cobertura proporciona la atención sanitaria por enfermedad de Canadá?

Existe una distinción entre atención sanitaria primaria, que se refiere a la prestada por médicos y otros profesionales de la salud, y la atención hospitalaria.
La atención gratuita que presta el médico consiste en las consultas en su consultorio o en el hospital, el diagnóstico y los tratamientos. Toda la atención que se considere médicamente necesaria es gratuita.
Los medicamentos sujetos a copago los cubre parcialmente el régimen provincial de salud en caso de que el paciente no disponga de una mutua.
La atención dental (salvo la practicada en hospital) y óptica no están cubiertas, por lo que muchos canadienses contratan seguros privados para tener cubiertos los gastos correspondientes.
Las mutuas que le proporcione su empresa cubren el copago, es decir, aquella parte que no esté sufragada por el régimen de atención sanitaria de la Seguridad Social.

¿Cuánto cuesta la atención sanitaria por enfermedad?

La financiación del sistema de salud público corresponde al Gobierno federal, las provincias y demás entidades territoriales. Dicha financiación se lleva a cabo mediante la recaudación de impuestos y tributos.
La Columbia Británica es la única provincia de Canadá que financia la atención sanitaria mediante primas mensuales:
- 54 CAD mensuales por una persona;
- 96 CAD mensuales por una pareja;
- 108 CAD mensuales por una familia de tres o más hijos.

Qué requisitos tiene que cumplir:
Algunas provincias exigen que el solicitante haya residido durante 3 meses en Canadá para poder ser atendido (aunque cabe la posibilidad de que pueda omitirse dicho plazo si existe convenio entre su país de origen y el régimen sanitario provincial correspondiente).
En cualquier caso, recuerde solicitar su tarjeta sanitaria en cuanto llegue a Canadá. Podrá conseguir el correspondiente formulario de solicitud en las farmacias, en la consulta del médico, en los hospitales, etc. Una vez hecha la solicitud, la provincia donde viva se encargará de enviarle la tarjeta sanitaria. La tarjeta sanitaria es imprescindible para poder acogerse a la gratuitad de la atención sanitaria. Por lo tanto, es importante que la lleve siempre consigo y la muestre siempre que acuda a una consulta médica.
En Canadá dispone de libre elección de médico y podrá cambiar de médico siempre que lo desee. El número de médicos de cabecera resulta muy escaso. Las clínicas médicas sin cita previa constituyen una buena alternativa.

ATENCIÓN SANITARIA PRIVADA

Los trabajadores por cuenta ajena cotizan a la Seguridad Social canadiense y, paralelamente, se afilian a una mutua a través de su empresa, o a un seguro privado, para cubrir los gastos correspondientes a la atención especializada.
De hecho, está prohibido contratar un seguro privado que cubra la atención sanitaria primaria (prevención y tratamiento de lesiones y enfermedades comunes, servicios de urgencias básicas, atención sanitaria mental primaria, atención sanitaria paliativa y terminal, promoción de la salud, atención primaria por maternidad, etc.). Toda esta atención sanitaria suele ser prestada por un médico generalista.
Así pues, las entidades privadas no ofrecen ninguna prestación de este tipo y por lo común se dedican única y exclusivamente a la atención médica especializada.

Fecha de publicación : 3 Mayo 2012