Organización del sistema de salud en Marruecos

Esquemáticamente, existen dos coberturas por enfermedad para acceder a la atención sanitaria en Marruecos: una pública y otra privada.

ATENCIÓN SANITARIA PÚBLICA

El régimen de protección social cubre a todos los trabajadores por cuenta ajena frente a los riesgos de enfermedad, maternidad, invalidez y vejez.
Desde el 2005 todos los ciudadanos marroquís están obligados a afiliarse a una cobertura médica básica denominada AMO (assurance maladie obligatoire: seguro de enfermedad obligatorio) a través de su caja nacional de afiliación a la Seguridad Social.
Las personas carentes de recursos tienen acceso al Régimen de Asistencia Médica (RAMED). Dicho régimen se basa en los principios de asistencia social y de solidaridad nacional.
De este modo las personas no dadas de alta en el AMO pueden disfrutar de acceso a la atención sanitaria en centros públicos, así como a servicios sanitarios prestados por el Estado.
Información de utilidad práctica: entre España y Marruecos existe un convenio de Seguridad Social que regula la asistencia sanitaria y otras prestaciones sociales entre ambos países. Puede informarse con más detalle en el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

¿Qué atención sanitaria proporciona el AMO?

Los empleados dados de alta en el seguro de enfermedad obligatorio están protegidos frente a los riesgos de enfermedad, del mismo modo que su cónyuge e hijos a cargo no casados y menores de 21 años.

El AMO proporciona un amplio espectro de prestaciones sanitarias:

  • la atención médica general y de especialidades médicas y quirúrgicas;
  • la atención sanitaria correspondiente al seguimiento del embarazo, el parto y sus secuelas;
  • los análisis de biología médica;
  • la radiología y los diagnósticos por la imagen;
  • la atención óptica;
  • la atención bucodental;
  • la atención paramédica...

No obstante, los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales están excluidos de la cobertura.
Tendrá derecho a las prestaciones del seguro básico AMO a partir del 55 día de cotización.
La estructura de acceso a la atención sanitaria pública se compone de dos redes:

  • la atención sanitaria básica que se encargan de prestar los ambulatorios;
  • La atención sanitaria más específica, prestada en hospitales: hospital local o provincial; hospitales regionales (servicios punteros) y centros hospitalarios universitarios.

La elección del médico de cabecera y la del centro de salud son libres.

¿Cuánto cuesta el AMO?

La ley 65-00 por la que se instituye la cobertura médica básica encomienda a la CNOPS (Caja Nacional de Organismos de Previsión Social) la gestión del seguro de enfermedad obligatorio para asalariados y jubilados del sector público (Estado, entidades locales e instituciones públicas), y a la CNSS (Caja Nacional de la Seguridad Social) la gestión para asalariados y jubilados del sector privado.
En el caso de empleados afiliados al AMO a través del CNOPS:
Las primas son de un tipo fijo del 5 %, sufragado a partes iguales entre el empleador y el trabajador, al que se le retiene directamente un 2,5 % de su salario mensual. La cotización mínima es de 70 dírhams y el máximo retenido no puede superar 400 dírhams.
La CNOPS reembolsa las prestaciones sanitarias por el importe de la tarifa básica regulada; en su caso, la parte que exceda de dicho importe regulado, corre de cuenta del asalariado.
En el caso de empleados afiliados al AMO a través de la CNSS:

El tipo de la cotización asciende al 4 %, sufragado a partes iguales junto con el empleador, de tal modo que sobre el salario mensual se retiene directamente un 2 %.

  • Qué requisitos tiene que cumplir:
  • Los empleadores del sector privado dan de alta a sus empleados en la CNSS para que éstos reciban la tarjeta de la Seguridad Social y tengan derecho a los servicios del AMO.
  • Los empleados del sector público tienen que darse de alta en la CNOPS para tener acceso a las prestaciones del AMO.
  • La empresa tiene libertad para contratar una cobertura complementaria a dicho seguro básico.

ATENCIÓN SANITARIA PRIVADA

En este caso el trabajador por cuenta ajena cotiza a la Seguridad Social marroquí y además se afilia a una mutua.
La afiliación a la mutua es de pago.
Asimismo, el asegurado puede optar por cotizar a un asegurador privado. En este caso puede acudir a cualquier médico y cualquier clínica. Los gastos que pague en concepto de atención sanitaria se le reembolsarán con arreglo a los términos de su póliza de seguro.
En Marruecos el sector privado está bien desarrollado. Se compone de médicos con consultorio privado, especialistas, clínicas privadas, etc.
La atención que prestan es de mejor calidad, pero sus honorarios son más elevados.

Fecha de publicación : 3 Mayo 2012