Riesgos sanitarios y vacunaciones en México

 

¿Qué riesgos sanitarios existen en México? Le informamos de los principales riesgos y precauciones alimentarias que debe tomar a la hora de viajar o expatriarse a México.

VIAJAR O EXPATRIARSE CON TOTAL SEGURIDAD

Principales riesgos sanitarios en México
 
México es un país que carece de riesgo sanitario elevado. No obstante, hay que tener precaución con los siguientes aspectos:
- Mosquitos e insectos, principalmente en zonas rurales o montañosas, ya que causan distintas enfermedades, entre las que se encuentran las siguientes:
- dengue
- malaria (también llamada «paludismo»)
- leishmaniosis
 
El uso de mosquiteras o prendas de vestir adecuadas (largas, repulsivas, etc.) es la mejor arma contra dichos insectos.
- Los animales salvajes o abandonados, que pueden ser portadores de la rabia.
- Las ETS (enfermedades de transmisión sexual) y el SIDA: usar siempre preservativo para mantener relaciones sexuales y cerciorarse de que estén esterilizadas las jeringuillas y demás instrumental médico. 
 
Riesgos alimentarios en México
 
México es un país seguro en el ámbito sanitario. No obstante, se recomienda tener precaución con qué se come y qué se bebe, sobre todo en zonas recónditas. Los alimentos y el agua pueden contener bacterias que no estamos acostumbrados a consumir y que podrían causar ciertos desarreglos gástricos durante la estancia.
Así pues, es preferible consumir agua embotellada y ser precavido a la hora de consumir frutas y verduras que hayan sido lavadas con agua.
 

Vacunas necesarias en México

¿Qué vacunaciones son necesarias antes de viajar a México?
Le indicamos cuáles son las vacunas recomendadas para un viaje a México.
 
PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES
No es necesario añadir ninguna vacuna adicional a las del calendario oficial de vacunaciones español. 
No obstante, debido a la existencia de un riesgo elevado, puede vacunarse de las siguientes enfermedades con carácter preventivo:
- La rabia, en particular para estancias prolongadas en zonas aisladas.
- La fiebre tifoidea.
 
Fecha de publicación : 1 Jun 2012